Volkswagen utilizará Microsoft Cloud en vehículos autónomos

Wolfsburgo/Redmond (Alemania/EE. UU.), 11 feb (dpa) – La automotriz alemana Volkswagen colaborará con Microsoft en el desarrollo de software para sistemas de asistencia en red y conducción automatizada, según anunciaron hoy ambas empresas.

De este modo, los servicios en la nube del gigante informático estadounidense se utilizarán para construir una plataforma de desarrollo.

El director general de la nueva filial de software de Volkswagen, Dirk Hilgenberg, dijo esperar que esta cooperación también conduzca a ciclos de desarrollo más rápido.

“Es una asociación muy profunda”, subrayó por su parte Scott Guthrie, ejecutivo de Microsoft, quien añadió que Volkswagen, por ejemplo, podría crear sus propias herramientas de software basadas en los servicios de la compañía estadounidense.

Guthrie explicó que, además de la transferencia segura de datos, la empresa de software también aportará sus conocimientos de inteligencia artificial, y subrayó que Microsoft no tendrá acceso a los datos de Volkswagen.

Volkswagen y Microsoft colaboran desde 2018 en la construcción de una plataforma en la nube para el intercambio de datos entre vehículos conectados. Los nuevos planes amplían esa asociación.

Microsoft es uno de los pocos gigantes tecnológicos que no tiene un proyecto de automóvil propio. La empresa hermana de Google, Waymo, y Apple están trabajando en su propio software de conducción autónoma, mientras que Amazon compró la empresa de coches robotizados Zoox.

Guthrie insistió en que Microsoft no quiere competir con sus clientes y que además la empresa se dio cuenta en la década de 1990 de que las compañías que querían hacerlo todo no tenían éxito.

Volkswagen agrupó el desarrollo del software que en el futuro incorporarán todas las marcas de la automotriz en la empresa Car.Software Organisation, dirigida por Hilgenberg. En ella tienen cabida toda la gama de funciones del automóvil, una plataforma para los sistemas de infoentretenimiento y tecnología del chasis así como nuevos modelos de negocio.

Este es un campo crucial, ya que la industria ha llegado a un momento de inflexión con el avance de la digitalización y se prepara para un futuro en el que el software va a desempeñar un papel protagonista y un coche pueda ser mejorado de forma permanente mediante actualizaciones.

En este proceso de desarrollo, las empresas automovilísticas están compitiendo con Apple y Google, operadores de las principales plataformas de teléfonos inteligentes, por acceder a los clientes y, a su vez, obtener ingresos por los servicios ofrecidos.

“Necesitamos socios que nos hagan acelerar”, sostuvo Hilgenberg, quien se mostró esperanzado de poder trabajar con Microsoft para desarrollar procedimientos que puedan convertirse en estándares en toda la industria y poderlos ofrecer a otras empresas.