¿Un viaje a Islandia?: Prepara las maletas…

0
481

(Naberco) – Esta semana en nuestra sección de viajes te vamos a proponer para cuando tengas tiempo o dinero una viaje a la República de Islandia, es una nación localizada en el extremo noroeste de Europa, cuyo territorio abarca la isla homónima y algunas pequeñas islas adyacentes en el océano Atlántico, entre el resto de Europa y Groenlandia.

Este fascinante destino, cuenta con una población de aproximadamente 350 000 habitantes y una superficie de 103 000 km².

Debido a su ubicación, este es un país con gran actividad volcánica y geológica, factor que afecta en gran medida al paisaje del territorio islandés. El interior del país consiste en una meseta caracterizada por desiertos, montañas, glaciares y ríos glaciales que fluyen hacia el mar a través de las tierras bajas. Gracias a los efectos de la corriente del Golfo, tiene un clima templado en relación con su latitud y provee un entorno habitable.

Pero precisamente por su contexto volcánico y geológico, viajar a Islandia puede ser toda una aventura. Este territorio del que muy poco se habla, posee los destinos más apasionantes y conmovedores que pueden robarle el aliento a cualquier turista.

Las agencias de viaje recomiendan viajar a Islandia en verano porque es la época del año donde los visitantes podrán encontrar un clima más benévolo que les permitirá hacer un mayor número de actividades.

Para viajar a Islandia a los ciudadanos de la Unión Europea sólo se les exige un pasaporte o un carnet de identidad con validez mínima de 6 meses. Varias compañías aéreas viajan de Madrid, Barcelona o Alicante hasta Islandia durante todo el año. Algunas de ellas son: Iceland Air que opera en temporada alta, Iberia, Vueling y Wow Air.

El costo del billete es aproximadamente de 300 euros ida y vuelta por persona, lo cual, lo hace un destino económico además de fascinante.
Ahora bien, ¿qué lugares se deben visitar en Islandia? Aquí te mencionaré una lista de los sitios turísticos que no te puedes perder:

Las aguas termales en Myvatn:

En la norteña ciudad de Myvatn vivirás una experiencia auténtica sumergiéndote en las aguas calientes y azules islandesas sin multitudes o costes excesivos.

Subir hasta la torre de la iglesia de Hallgrimskirche en Reikiavik:

Esta famosa iglesia islandesa no es sólo la pieza de arquitectura más interesante del país, sino que además ofrece las mejoras vistas de Reikiavik. Se puede subir a pie o por ascensor.

Alojarse en una casa de hierba tradicional islandesa:

Muchas de las tradicionales casas islandesas de tejados cubiertos de césped han sido convertidas en hostales a lo largo del país y hospedarse en ellas es una experiencia única e inolvidable.

Bucear la Placa Continental: Buceadores y amantes del esnórquel pueden dirigirse a la grieta de “Silfra”, conocida por ser el único lugar en la tierra donde se puede bucear entre dos placas continentales.

Subir la cascada de Seljalandsfoss:

Lo que hace a Seljalandsfoss especial es el hecho de que sea una de las pocas cascadas en Islandia a la que puedes acceder por detrás. Estar tras las cataratas da la posibilidad a los visitantes de vivir una experiencia única y les permite sentir la verdadera magnitud de una de las cascadas más majestuosas de Islandia.

Visitar la Laguna Azul:

Se trata de una de las atracciones más visitadas del país, donde las vaporosas aguas son parte de una formación de lava. Las aguas templadas son ricas en minerales como sílice y azufre y bañarse en la Laguna Azul se dice que ayuda a personas que padecen de enfermedades de la piel. La temperatura del agua en el baño y la zona de natación de la laguna tiene una media de 40 °C (104 °F).

Así que ya lo sabes, si tienes ganas de tomarte unas vacaciones y visitar un lugar totalmente mágico y diferente, Islandia es una excelente opción.

Soraya Andreina Pérez