La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, valora positivamente el anuncio de un pacto entre la Unión Europea y Estados Unidos para evitar la guerra comercial que se había desatado entre ambas potencias.

Dicho anuncio se ha producido tras el encuentro entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en el que ambos mandatarios han acercado posturas para evitar el conflicto de los aranceles. En la reunión, ambas partes acordaron abordar el tema las tasas a los bienes industriales, las relacionadas con el acero y el aluminio, y aumentar las exportaciones estadounidenses a Europa de gas natural licuado y soja.

La ministra Maroto se entrevistó el pasado lunes 23 de julio en Bruselas con las comisarias de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y PYMES, Elzbieta Bienkowska, y de Comercio, Cecilia Malmström (también presente en la reunión), para transmitirles la postura española en esta materia y su deseo de conseguir un pacto que impidiera la guerra comercial.

Sin embargo, el Gobierno español seguirá realizando gestiones para eliminar las tarifas contra las importaciones de aceituna negra de mesa española. España no comparte el dictamen de la International Trade Commission (ITC), que atribuye a dichas importaciones daños a la industria estadounidense, y que supone la fase final del litigio abierto por EEUU contra el producto español.

El Ejecutivo español defiende que las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) que reciben los productores de aceituna españoles, no generan distorsiones en el comercio internacional y se encuadran dentro de la llamada “caja verde” de la OMC (grupo de subvenciones compatibles con las reglas comerciales internacionales).