Religiosos alemanes llaman a actuar con responsabilidad en Navidad

Múnich, 24 dic (dpa) – El cardenal de Múnich Reinhard Marx y el obispo regional protestante Heinrich Bedford-Strohm, presidente del Consejo de la Iglesia Evangélica de Alemania (EKD), hacen hoy un llamamiento a la población a que actúen de manera responsable en Nochebuena y Navidad, y en general, en vista de la situación de pandemia.

Bedford-Strohm señala en él, de acuerdo con un comunicado adelantado con motivo del servicio ecuménico de Nochebuena que se transmitirá por Internet, que todos pueden difundir el mensaje de Jesucristo protegiendo a los demás, “llamando a personas que estén solas o enviándoles cartas escritas a mano” o también “reduciendo los contactos físicos y reuniéndose, en lo posible, de manera virtual”.

“Superaremos este difícil momento con la ayuda de Dios”, confía el presidente del EKD.

Por su parte, Marx, arzobispo de Múnich y Freising, subraya que especialmente en estos momentos es importante recordar “que todas las personas están vinculadas las unas con las otras y que somos responsables los unos de los otros”.

Bajo el lema “¡No temáis!”, Marx y Bedford-Strohm celebran un servicio de Navidad en la iglesia para jóvenes “Vom guten Hirten” (Del buen pastor). Como cierre de la celebración, los dos obispos darán la bendición en forma conjunta frente a una fogata delante de la iglesia.

Debido a las restricciones por el coronavirus, solo se permite la entrada a los involucrados en el servicio religioso y a representantes del Grupo de Trabajo de las Iglesias Cristianas en Múnich.

Originalmente, el servicio debía tener lugar al aire libre en el Jardín Inglés de Múnich, pero se canceló debido al creciente número de infecciones con coronavirus.

Como señal de esperanza, muchas congregaciones de iglesias católicas y protestantes en Baviera planean hacer sonar sus campanas a las diez de la noche, hora a la que los fieles deben estar en casa, dado que en ese estado federado alemán a la gente no se le permite salir de sus hogares, salvo por motivos justificados, entre las nueve de la noche y las cinco de la madrugada.