Regatista alemán Herrmann desmiente versión de capitán de pesquero

Les Sables-d’Olonne (Francia), 29 ene (dpa) – El regatista alemán Boris Herrmann desmintió hoy la versión dada por el capitán del pesquero español con el que chocó en el final de su debut en la vuelta al mundo en solitario Vendée Globe.

Previamente, el capitán Josu Zaldumbide había ofrecido su versión en una entrevista con el periódico “Süddeutsche Zeitung”, argumentando que no habían visto llegar el velero de Herrmann.

“Nuestro AIS (Sistema de Identificación Automática) tampoco mostraba al velero en ningún momento”, comentó, al defender que el AIS, a través del cual los barcos intercambian datos de navegación y de la embarcación, estaba encendido.

Herrmann desmintió tal afirmación en declaraciones a las cadenas públicas alemanas ARD y ZDF: “Está claro que no fue así. Podemos verlo en el registro de datos”.

El deportista germano explicó que los pescadores desconectan a menudo el AIS. “No hay reproche ningún para nadie. Eso es probablemente muy normal. Además, compiten entre sí y no siempre quieres regalar tu posición”, sostuvo. “Fue una verdadera lástima”, añadió.

Herrmann ya había manifestado sospechas similares tras su llegada a la localidad francesa de Les Sables-d’Olonne, donde terminó la competición. “¡No debería decir eso, maldita sea!”, se quejó Zaldumbide en el “Süddeutsche Zeitung”.

La asociación ecologista WWF Alemania confirmó que el AIS se desconecta a menudo sin permiso en el sector pesquero. “Esto significa que ya no se pueden seguir las actividades en el mar”, observó el experto en pesca de WWF Philipp Kanstinger.

En su opinión, esta práctica no solo aumenta el riesgo de accidentes en el mar, sino que también “elude las leyes existentes y abre la puerta a la sobrepesca y a las prácticas de pesca ilegales”.

La colisión entre el velero de Herrmann “Seaexplorer – Yacht Club de Monaco” y el barco pesquero ocurrió a unas 90 millas náuticas de la meta de la Vendée Globe en Les Sables-d’Olonne, el miércoles por la noche.

Pese a que nadie resultó herido en el incidente, el barco de Herrmann quedó muy dañado. Tanto que solo pudo seguir navegando a velocidad reducida y como resultado no pudo alcanzar el esperado podio y quedó quinto en la clasificación final, después de más de 80 días y 28.000 millas náuticas recorridas.