Reclaman restablecimiento de derechos para vacunados en Alemania

Dos personas brindan con cerveza
Foto: Tom Weller/dpa

Berlín, 25 abr (dpa) – Autoridades y políticos alemanes demandaron que se restablezcan los derechos para los vacunados en la antesala de una reunión de la canciller Angela Merkel y los jefes regionales sobre la situación de la pandemia y la campaña de vacunación.

“Necesitamos una regla clara para que las personas que hayan recibido la vacunación completa, pero también para los ciudadanos que han pasado el coronavirus y se ha demostrado que no son contagiosos, estén exentos de ciertos requisitos”, dijo al grupo de medios Funke el presidente de la Asociación de Ciudades y Municipios, Gerd Landsberg.

En la misma dirección apunta un documento del Gobierno federal que servirá de base de discusión en la cita que los mandatarios celebrarán mañana por la tarde.

El Ejecutivo de Merkel planea conceder a los que estén vacunados contra la covid-19 y a los que se hayan recuperado las mismas exenciones que se aplican a los que dan negativo en las pruebas contra el coronavirus, en cuanto al acceso a comercios y a determinados servicios como peluquerías.

Asimismo, no necesitarían en la mayoría de los casos hacer cuarentena al ingresar en el país.

El presidente del opositor Partido Liberal (FDP), Christian Lindner, saludó con satisfacción los planes.

“Ha quedado claro que no hay ningún peligro por parte de las personas vacunadas después de la segunda vacunación y un período de espera”, dijo en declaraciones que reprodujo hoy el diario “Neue Osnabrücker Zeitung” .

“Esto elimina cualquier base legal para restringir a las personas en el ejercicio sus derechos básicos”, dijo Lindner.

Merkel y los primeros ministros de los 16 Länder alemanes tienen previsto reunirse de forma digital a las 15.00 horas locales de este lunes, tras lo cual está anunciada una conferencia de prensa de la canciller.

Desde el sábado rige en Alemania una enmienda a la ley de protección de infecciones que permite imponer restricciones con criterios unificados a nivel nacional.

El llamado “freno de emergencia” aprobado por el Parlamento esta semana comenzó a regir en numerosas ciudades y distritos en los que la incidencia de los contagios registrada en una semana fue superior a 100 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos tres días.

En esos casos rige un toque de queda entre las diez de la noche y las cinco de la mañana, con excepciones como las salidas para atender a familiares y animales, casos de emergencia o asuntos relacionados con el trabajo.

El gobierno federal es el encargado de decidir las posibles exenciones. Sin embargo, la ley de protección de infecciones estipula que las dos cámaras del Parlamento (Bundestag y Bundesrat) deben aprobar dichos cambios.

Datos del Instituto Robert Koch arrojan que cerca del 23 por ciento de los alemanes han recibido la primera vacuna contra el coronavirus, y cerca del 7 por ciento se han vacunado completamente. El número de nuevos contagios por cada 100.000 habitantes notificados en siete días era esta mañana de 165,6 en todo el país.

La mayoría de la población aún no ha sido vacunada pero el Ejecutivo es consciente de los obstáculos legales al toque de queda y otras restricciones que restringen los derechos fundamentales. Más de una veintena de recursos contra el llamado “freno de emergencia” han sido presentados ante el Tribunal Constitucional alemán.