Pesimismo en el sector hostelero alemán

hosteleria
Terraza cerrada de un restaurante en la capital alemana, Berlín. Foto: Annette Riedl/dpa

Berlín, 18 mar (dpa) – El presidente de la Asociación Alemana de Hoteles y Restaurantes, Guido Zöllick, calificó hoy la situación del sector de catastrófica y emplazó a las autoridades a adoptar una estrategia clara y fiable de reapertura de hoteles y restaurantes.

“No podemos aguantar más semanas o meses en este estado de shock”, indicó Zöllick.

Añadió que las ayudas económicas del Estado a las empresas del sector en dificultades deben de mejorar. “Si nos vemos obligados a cerrar, también debemos ser compensados por el importe total de las pérdidas”, dijo.

Según Zöllic, cada mes de cierre supone una pérdida de ventas que asciende a una media del 75 por ciento. Además, explicó, las reservas económicas se han agotado y el miedo a tener que cerrar el negocio para siempre aumenta de forma dramática en muchas empresas.

Además, criticó que mientras se levanta la advertencia de viaje a Mallorca, permitiendo así las vacaciones a escala internacional, se prohíba la apertura de las populares cervecerías al aire libre (Biergarten) en Alemania.

Zöllick adujo que también en Alemania hay regiones con bajos valores de incidencia. Y señaló que el sector de la hostelería no es un impulsor de la pandemia.

“Los políticos deben hacer sus deberes. Esperamos una mejor gestión en la vacunación y las pruebas (de coronavirus)”, indicó.

Según datos hechos públicos hoy por la Oficina Federal de Estadística (Destatis), el sector de la hostelería y restauración alemana registró en enero una caída interanual en la facturación del 70 por ciento.

Por su parte, el presidente de la Asociación Alemana de Hoteles, Otto Lindner, dijo que la situación del sector es especialmente dramática en las ciudades y la hostelería de conferencias.

“El sector de la hostelería, la industria hotelera, está luchando por sobrevivir”, indicó.

En la primera semana de marzo, la ocupación de habitaciones del sector hotelero en Alemania fue del 13,5 por ciento. Berlín, Düsseldorf, Fráncfort, Hamburgo y Múnich registraron tasas de ocupación de un dígito.