Mejoras en las Escuelas de Llorgozana

“Tras la visita, que periódicamente se realiza a los Centros Educativos para comprobar que se encuentran en perfecto estado por el personal técnico, se constató la idoneidad de proceder a la sustitución de la moldura de escayola del falso techo del aula que acoge la Escuela Rural de Llorgozana. Esta pertenecía al edificio original, pudiendo constatar que era necesaria la sustitución de una parte de la cornisa, al no encontrarse ésta en perfecto estado” señaló María Rosa Nodal-Concejala de Educación.

“En previsión de que en los próximos meses podrían aparecer desperfectos en el resto de la zona donde actualmente no era necesario intervenir, debido a su antigüedad, desde los servicios técnicos se valoró no sólo cambiar la parte que se encontraba deteriorada sino toda la escayola y así evitar intervenir dos veces y sustituirtoda la cornisa a la vez” relató la Edil.

“Para ello tras la petición de las pertinentes ofertas, a empresas especializadas del sector, las obras de sustitución de la cornisa de escayola fueron adjudicadas a Reprenorte, S.L. por un importe final de 2.311,10 €, a cargo a la partida “Adecuación de Colegios Públicos” al ser esta la oferta más ventajosa en términos de calidad-precio” comentó Nodal.

El edificio de las Escuelas de Llorgozana se encuentra en el Barrio de El Monte. Se trata de un magnífico edificio de 1922, muestra destacable de la arquitectura moderna y contemporánea, que originalmente se dividía en escuela para niñas, escuela para niños, casa para maestra y casa para maestro.

Las obras fueron costeadas por el matrimonio emigrante formado por Manuel González Martínez, y por su esposa Ana María Usera, de ahí posiblemente su estilo indiano. González fue nombrado hijo predilecto del pueblo (por acuerdo del Ayuntamiento), por haber colaborado cuantiosamente a la reforma y mejora de la Iglesia, además de ayudar económicamente para la realización de diversas obras en el Concejo y por su construcción y donación de este edificio.

El edificio presenta una tipología habitual con planta simétrica con alas independientes destinadas a los niños y las niñas, con una sobresaliente calidad compositiva de sus fachadas, con decoración de inspiración ecléctica y modernista. En la actualidad el edificio mantiene su uso escolar en una parte, y las restantes zonas están dedicadas actividades socioculturales de la parroquia. Cuenta con una Aldea Digital (telecentro rural), unos espacios dedicados a sede de la Asociación Vecinal “Logrezana Existe”, una zona acondicionada para cursos y una pequeña Biblioteca.

“En principio esta mejora estaba programada para llevarse a cabo durante la Semana Santa, pero debido al estado de alarma y las medidas que conllevó esta situación de alerta sanitaria, tuvo que posponerse hasta esta semana, momento en el que se han levantado en una parte las restricciones motivadas por el Covid-19. Siguiendo siempre, el personal asignado a la obra las medidas de seguridad recomendadas durante el estado de alarma” finalizó la Concejala.