La tasa de inflación cae en Alemania al nivel más bajo desde 2016

Wiesbaden (Alemania), 6 ene (dpa) – El aumento de los precios al consumidor en Alemania se ralentizó considerablemente en el año 2020, signado por la pandemia de coronavirus, indican datos preliminares suministrados hoy por la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

El promedio de la tasa de inflación del año pasado fue del 0,5 por ciento, frente a un promedio anual del 1,4 por ciento en 2019. La última vez que se midió una tasa del 0,5 por ciento fue en 2016.

En particular, la brusca caída de los precios de la energía y la reducción temporal del impuesto sobre el valor añadido (IVA) frenaron la inflación en el último año.

De acuerdo con las cifras provisionales, los precios al consumidor de diciembre se ubicaron un 0,3 por ciento por debajo del nivel del mismo mes del año pasado. En comparación con noviembre, aumentaron un 0,5 por ciento.

Los precios del petróleo crudo se desplomaron en los mercados mundiales debido a la crisis por la pandemia y la consecuente recesión económica, lo que se reflejó en la reducción de los precios de la energía en la mayor economía de Europa.

Además, en el segundo semestre de 2020 rigieron en Alemania tasas más bajas de IVA dispuestas por el ejecutivo con el objetivo de impulsar el consumo.