La mayoría de alemanes rechazan la vacunación obligatoria

Una mujer es vacunada contra el coronavirus en Berlín. Foto: Markus Schreiber/AP POOL/dpa

Berlín, 7 ene (dpa) – Un 56 por ciento de los alemanes está en contra de una vacunación obligatoria contra el coronavirus, señala una encuesta realizada por el instituto demoscópio YouGov por encargo de dpa.

Un 33 por ciento de las 2.065 personas mayores de 18 años entrevistadas entre el 30 de diciembre de 2020 y el 4 de enero de 2021 indicó estar a favor de una inmunización obligatoria de la población, mientras que un 11 por ciento no dio información al respecto.

En virtud de la ley alemana de protección contra las infecciones y si contase con el visto bueno de los estados representados en la Cámara Alta, el Ministerio de Salud podría ordenar una vacunación “para estratos amenazados de la población si surge una enfermedad contagiosa de curso grave desde el punto de vista clínico y si cabe esperar que se propague como epidemia”.

Sin embargo, el Gobierno de la canciller Angela Merkel decidió prescindir de esta posibilidad.

La encuesta de YouGov también indicó que un 62 por ciento rechaza que quienes ya hayan sido vacunados contra el coronavirus gocen de ventajas, por ejemplo, de poder ser recibidos como huéspedes por restaurantes u hoteles, de momento cerrados en Alemania, o que las compañías aéreas solo acepten transportar a quienes hayan recibido la vacuna.

Solo un seis por ciento apoyaría este trato especial, un 23 por ciento estaría a favor si se tuviera la certeza de que las personas vacunadas no pueden transmitir el virus, algo sobre lo que aún no se dispone de suficientes pruebas.

La vacunación voluntaria contra el coronavirus comenzó en Alemania el 26 de diciembre. El ministro de Salud, Jens Spahn, prometió que se la podrá ofrecer a toda la población a mediados de 2021.

De acuerdo con un sondeo de YouGov realizado en diciembre, un 65 por ciento de los ciudadanos quiere vacunarse.

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que se necesita una tasa de vacunación del 60 al 70 por ciento para poder controlar la pandemia.

Por lo tanto, el Gobierno alemán espera que se inmunice al mayor número posible de habitantes. Spahn observó antes del inicio de la campaña que cada suministro de la vacuna significa menos infecciones y menos muertes relacionadas con la enfermedad pulmonar covid-19.