La ganadora de la primera edición online del Festival Max Öphuls

Saarbrücken, 24 ene (dpa) – Con un emocionante agradecimiento reaccionaron los realizadores de la película “Borga” (Ghana/2021) a la cuádruple distinción que recibieron en el Festival de Cine Max Ophüls de la ciudad alemana de Saarbrücken.

La película de York-Fabian Raabe recibió este sábado tanto el Premio Max Ophüls a la mejor película, dotado con 36.000 euros (casi 44.000 dólares), como el Premio del Público y el Premio del Jurado Ecuménico. Además, su protagonista, Eugene Boateng, recibió el premio a la película socialmente relevante.

El festival es considerado el más importante de la nueva generación del cine alemán. Debido a la pandemia de coronavirus, esta 42 edición se realizó por primera vez de forma completamente online.

El director, el guionista y el actor de “Borga” se mostraron visiblemente conmovidos por los premios y llamaron en su participación por videoconferencia a creer en los sueños, a ser valientes y a tener amigos.

“Si encaramos a la gente con esta predisposición positiva y hacemos algo juntos, es mucho lo que se puede movilizar”, dijo York-Fabian Raabe.

“Esta película es tan importante”, dijo Eugene Boateng, y añadió que el hecho de que esté contada desde la perspectiva de un africano, de una persona de color, es “un cambio”. “Es un hito importante, un paso muy importante para nuestra sociedad. Tanto para Ghana como para Alemania”.

“Borga” trata de ghaneses que logran la prosperidad fuera de Ghana. También Kojo, que crece junto a su hermano en un vertedero de basura electrónica, quiere ser un “Borga”.

“Con una manera de narrar épica, sin miedo a la belleza y con empatía por todos los personajes, la película propone una invitación muy especial: buscar respuestas con ayuda de una narrativa tremenda, una perspectiva consecuentemente negra en el cine alemán”, destacó el jurado.

También se mostraron conmovidos los segundos ganadores de la noche, distinguidos con dos de los premios principales: el director Arman T. Riahi y su hermano, el productor Arash T. Riahi, de “Fuchs im Bau” (Austria/2020).

Su película, que muestra el trabajo de un maestro en una escuela en una cárcel en Viena, recibió el premio a la mejor dirección, el premio Fritz Raff al mejor guión y el premio del jurado juvenil.

En total, se exhibieron 98 películas, de las cuales 50 compitieron en las categorías de películas de ficción, documentales, mediometrajes y cortometrajes. Se concedieron 16 premios por un total de 118.500 euros. La ceremonia de cierre se transmitió por una plataforma de streaming así como por el canal de YouTube del festival.

El director artístico del certamen, Oliver Baumgarten, admitió que esta edición online tuvo sus dificultades técnicas, por las que pidió disculpas. Pero “muchas cosas funcionaron muy bien”, resumió. Tanto él como la directora ejecutiva del festival, Svenja Böttger, se mostraron muy agradecidos por la entrega de cada uno de los integrantes del equipo en esta edición tan excepcional.

Por Katja Sponholz (dpa)