Jens Spahn: “Ningún gobierno puede derrotar este virus por sí solo”

Foto: Kay Nietfeld/dpa

Berlín, 13 ene (dpa) – El ministro alemán de Salud, Jens Spahn, sostuvo hoy que Alemania no podrá ganar la batalla contra la pandemia de coronavirus sin sus vecinos y sin los esfuerzos de todos dentro del país.

“Ningún país, ningún partido, ningún gobierno puede derrotar este virus por sí solo; solo es posible juntos”, dijo Spahn en un discurso ante el Parlamento alemán, en el que varios partidos criticaron las demoras en la campaña de vacunación.

Spahn reiteró que Alemania ha solicitado suficientes vacunas para poder inocular este año a sus 83 millones de habitantes, y señaló que la baja oferta frente a la alta demanda era la razón de la lentitud en la administración de las vacunas hasta ahora.

“Por supuesto que habrá algunos baches en la mayor campaña de vacunación de la historia de nuestro país”, admitió.

El ministro defendió la compra de vacunas a través de la Comisión Europea para los 27 miembros del bloque. Argumentó que era muestra de la solidaridad con los Estados miembros más pequeños y menos ricos y al mismo tiempo proporcionaba beneficios a la propia economía de Alemania.

“Es una cuestión de sentido común económico que vacunemos a Europa y no a las naciones individuales”, dijo Spahn.

Sin embargo, Alemania ha encargado dosis adicionales en acuerdos bilaterales con los productores. Además de los cerca de 60 millones de dosis de Pfizer/BioNTech aseguradas a través de la UE, Alemania también recibirá otros 30 millones mediante acuerdos directos, informó la semana pasada un portavoz del ministerio de Salud.

La Comisaria Europea de Salud, Stella Kyriakides, criticó estos acuerdos bilaterales en una videoconferencia que mantuvo hoy con los ministros de Salud del bloque, pero no mencionó a ningún país en concreto.

Kyriakides subrayó que los países habían acordado no hacer gestiones por su cuenta para la compra de vacunas. “Entiendo las presiones internas y las ansiedades de sus ciudadanos. Pero juntos somos más fuertes y juntos ofrecemos mejores resultados a nuestros ciudadanos”, añadió.

Alemania ha administrado hasta ahora la primera dosis de la vacuna contra la enfermedad pulmonar covid-19 a 758.093 personas, es decir 9,1 por cada 1.000 residentes, según detalló hoy el Instituto Robert Koch. La campaña de vacunación se ha centrado hasta ahora en los más vulnerables de la sociedad como los ancianos y sus cuidadores.

Alemania está usando actualmente dos vacunas -de Pfizer/BioNTech y Moderna- que requieren dos dosis para prevenir efectivamente el virus SARS-CoV 2.

El país dispuso el cierre hasta finales de enero de escuelas, tiendas no esenciales, bares, restaurantes e instalaciones de ocio y cultura. Funcionarios han advertido que las amplias restricciones podrían durar un par de meses más, ya que el número de muertes diarias sigue siendo alto, ligeramente por encima del millar.