Gobierno alemán está a favor de un cierre “corto y coherente”

Berlín, 7 abr (dpa) – El Gobierno alemán quiere endurecer las restricciones por el coronavirus en los 16 estados federados del país, en un movimiento hacia unas medidas más unificadas, según dijo hoy la portavoz adjunta Ulrike Demmer.

Berlín
Mesas y sillas embaladas frente a una cafetería en el Alexanderplatz de Berlín. La gastronomía permanece cerrada en la capital alemana para reducir los contagios por coronavirus. Foto: Christophe Gateau/dpa

“Todos los llamamientos a un cierre breve y coherente son correctos. Un enfoque federal conjunto sería importante en este caso”, explicó Demmer, señalando el elevado número de pacientes de covid-19 ingresados en unidades de cuidados intensivos.

El jefe de los conservadores alemanes, Armin Laschet, también primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, había pedido un “bloqueo puente” en toda Alemania para frenar el número de contagios, ya que los estados toman decisiones unilaterales debido a las diferentes normativas regionales, que producen confusión.

El pequeño estado occidental del Sarre, donde los contagios son relativamente bajos, por ejemplo, levantó el confinamiento el martes, mientras que el estado de Berlín introdujo un toque de queda nocturno la semana pasada.

Por otra parte, el número de infecciones disminuyó durante las recientes fiestas de Semana Santa, según el Instituto Robert Koch (RKI), ente gubernamental de control de enfermedades infecciosas, aunque esto podría deberse a que un menor número de personas se sometió a pruebas durante las vacaciones.

El miércoles se registraron 9.677 nuevas infecciones y 298 muertes relacionadas con el virus, según el RKI.

Hoy, el ministro de Salud, Jens Spahn, se reunirá con sus homólogos de los estados federados para debatir sobre el proceso de vacunación contra el coronavirus y las recomendaciones relativas a la administración de una segunda dosis de la vacuna de Astrazeneca.

Esta fue recientemente restringida en Alemania a las personas de 60 años o más debido a la preocupación por las trombosis sufridas por diversas personas tras ser vacunadas con ella.