Gerd Müller: Las vacunas deben llegar a los países más pobres

Osnabrück (Alemania), 30 ene (dpa) – El ministro alemán de Desarrollo, Gerd Müller, pidió hoy perspectiva en las críticas a la campaña de vacunación en Alemania al considerar las consecuencias mundiales de la pandemia.

“Creo que esta discusión es exagerada”, señaló el político conservador en declaraciones al diario “Neue Osnabrücker Zeitung” publicadas hoy.

“Por supuesto debemos hacer todo lo posible para vacunar lo antes posible en nuestro país. Pero, al mismo tiempo, debemos invertir en la ampliación de la capacidad de producción mundial”, agregó.

Según Müller, países como Sudáfrica, por ejemplo, tienen buenas condiciones para producir vacunas para África. Sin embargo, dijo que faltan unos 25.000 millones de euros (30.000 millones de dólares) para vacunar al menos al 20 por ciento de la población en los países en desarrollo.

“Tenemos que tener en cuenta esta dimensión global si queremos detener la pandemia”, señaló el ministro germano y apuntó que la vacuna también debe estar disponible para los más pobres. “No en algún momento, sino este año”, defendió.

Según el ministro de Desarrollo, este año Alemania tendría que aumentar su participación en la financiación mundial de las vacunas a 1.000 millones de euros (1.200 millones de dólares). “Eso sería una señal importante de solidaridad internacional”, resaltó.

Müller considera que en el ámbito mundial, la pandemia del coronavirus desencadenó una dramática crisis de hambre, económica y de pobreza. “A veces tengo la impresión de que en Europa no vemos el alcance de las consecuencias”, opinó el político.

“El confinamiento ha causado un colapso de las cadenas de suministro, con consecuencias dramáticas en los países en desarrollo. Los expertos calculan que morirán unas dos millones de personas de tuberculosis, sida y malaria porque ya no llegan los medicamentos para el tratamiento”, informó.

Además, precisó que unas 300 millones de personas han perdido su empleo. “Sin subsidios estatales o programas sociales se quedan sin nada. Mueren más personas por estas consecuencias de la pandemia que por el propio virus”, declaró Müller.