Estudio: Alemania puede lograr neutralidad climática en 2045

Berlín, 26 abr (dpa) – Expertos en cuestiones climáticas creen que es posible que Alemania alcance el objetivo de una neutralidad climática ya en 2045, cinco años de lo previsto, si se aceleran y se amplían las medidas para proteger el medio ambiente, según destacan en un estudio presentado hoy en Berlín.

De acuerdo con las organizaciones Stiftung Klimaneutralität, Agora Energiewende y Agora Verkehrswende, Alemania podrá lograr esta meta si, entre otros, implementa una eliminación más rápida del carbón, acelera la expansión de la electricidad verde y suma más coches eléctricos.

Los expertos apuntan que adelantar el objetivo climático cinco años ahorraría algo menos de mil millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2). Para lograrlo, se deberán acelerar aún más las tecnologías de protección del clima, como la eficiencia energética, las energías renovables, la electrificación y el hidrógeno.

Según el informe, para que Alemania se convierta en un país neutral en cuanto a los gases de efecto invernadero ya en 2045, es necesario que se elimine gradualmente la generación de energía con carbón hasta el año 2030. El objetivo actual es a más tardar en 2038.

En cuanto a la energía eólica y la fotovoltaica, los autores del estudio consideran que son necesarias tasas de expansión significativamente mayores. El hidrógeno debería cobrar cada vez más importancia y sustituir al gas natural como fuente de energía más importante para la generación de electricidad a partir de 2040, para cuando no haya suficiente cantidad de energía solar o eólica.

Los autores hacen hincapié en que la electrificación en el sector del transporte tendría que avanzar mucho más rápido. A partir de 2032 no se deberían matricular más vehículos con motor de combustión y ya dos años antes, en 2030, el parque automotor debería contar con 14 millones de coches eléctricos.

Según los especialistas climáticos, casi todos los vehículos con motor de combustión deberían ser sustituidos por coches eléctricos en 2045 y además, las mercancías deberán transportarse mayormente en tren.

Asimismo, el estudio señala que habrá un cambio en la movilidad individual. “La gente se movilizará mucho más en transporte público o en bicicleta y caminará más”, indican.

El director del centro de estudios Agora Energiewende, con sede en Berlín, Patrick Graichen, instó a los políticos a que abandonen la “mentalidad burocrática”. Hasta ahora, dijo, primero se regulaba y luego se invertía, y esto debe ser revertido.

Por su parte, el director de la Fundación para la Neutralidad Climática, Rainer Baake, dstacó que la prioridad absoluta debe ser que la industria deje de invertir en tecnologías fósiles y lo haga en tecnologías del futuro.