Crecen los delitos contra políticos en Alemania durante la pandemia

Berlín/Wiesbaden, 6 feb (dpa) – El número de delitos cometidos contra políticos alemanes, que van desde amenazas hasta violencia directa, ha aumentado drásticamente el año pasado con la pandemia de coronavirus como principal causa, informó hoy el Ministerio del Interior alemán en Berlín.

En 2020 se registraron 2.629 ofensas contra políticos, frente a las 1.674 contabilizadas el año anterior, de acuerdo a un documento oficial del Ministerio al que tuvo acceso dpa.

De ellos, 1.247 casos involucraron insultos, otros 403 fueron de coerción y amenazas, 228 fueron incidentes con daños a la propiedad y 212 fueron casos de discursos de odio.

En tanto, en 2020 se perpetraron 78 delitos violentos contra políticos. Estos incluyeron 48 casos de extorsión, 17 incidentes de lesiones corporales, siete casos de incendios provocados, un intento de homicidio y un ataque con explosivos.

Un total de 374 delitos tenían alguna conexión con las restricciones por la pandemia de coronavirus, que según el Ministerio del Interior habían provocado “una creciente protesta y resistencia contra el Estado y sus representantes, o contra las personas consideradas políticamente responsables de las medidas restrictivas”.

En ese sentido, la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania (BKA) informó que el número de amenazas y hostigamientos a políticos, científicos y periodistas de parte de los negacionistas del coronavirus ha aumentado durante la pandemia.

“Vemos con preocupación que el número de las amenazas y los hostigamientos crece de forma constante. Esto afecta a políticos, pero también a otras personas como virólogos que han estado especialmente presentes en los medios durante la pandemia”, declaró el presidente de la BKA, Holger Münch, en una entrevista con la revista “Spiegel”.

“Cada vez más seguido registramos además agresiones a periodistas. La carga emocional es grande”, sostuvo Münch.

Por ello, explicó, la Oficina de Investigación Criminal ha adecuado sus conceptos de protección en estrecha coordinación con los estados federados de Alemania.

“Entre los inconformistas hay teóricos de la conspiración, esotéricos pero también personas autoproclamadas como ‘Reichsbürger’ (ciudadanos del Reich) y extremistas de derecha”, dijo Münch.

“Así que hay una proximidad a los radicales, pero hasta el momento no hay una infiltración del movimiento de protesta completo”, añadió.

El funcionario subrayó que continúa siendo importante que las autoridades expliquen bien sus medidas. “El apoyo a las personas con problemas económicos por culpa del coronavirus también estabiliza la sociedad”, manifestó.

Münch afirmó que es evidente que el número de delitos por motivos políticos ha aumentado notablemente el año pasado. “Entre ellos también los delitos xenófobos, racistas y antisemitas. Esto nos alarma mucho”, expresó.

Como consecuencia de la pandemia de coronavirus, algunos tipos de delincuencia han registrado una disminución, mientras que otros han experimentado un incremento.

“Especialmente durante los meses de confinamiento, las oportunidades para que los delincuentes cometan delitos han disminuido. Cuando la gente se queda en casa, un robo en el hogar, por ejemplo, es más arriesgado. Y cuando no hay multitudes, los carteristas no tienen ninguna oportunidad”, señaló Münch.

Sin embargo, también alertó que “los delincuentes tienen lamentablemente una gran capacidad de adaptación y trasladan sus actos al lugar donde la gente está más presente durante el confinamiento, es decir, Internet”.

En ese sentido, Münch explicó que la ciberdelincuencia ha aumentado considerablemente en el último año.