Connect with us

Hi, what are you looking for?

Análisis

Biden se centra en el “Triángulo Norte”

 Washington (tca/dpa) – La etiqueta “Triángulo del Norte” vuelve a ser noticia, ya que la administración del presidente estadounidense Biden se centra en reducir la inmigración ilegal procedente de los tres países que lo conforman: El Salvador, Honduras y Guatemala.

A muchos centroamericanos no les gusta el término porque creen que agrupa injustamente -y a veces disminuye- a las tres naciones tan diferentes.

Pero la administración cree que hay suficientes similitudes en el tipo de políticas que quiere implementar, y problemas relacionados con los tres gobiernos que complicarán la misión, como para que el término forme parte del léxico oficial. Biden nombró a la vicepresidenta Kamala Harris como responsable de la política del Triángulo Norte, y hay un enviado especial para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, del Departamento de Estado.

Pregunta: ¿Por qué estos tres países? ¿No vienen la mayoría de los migrantes de México?

Respuesta: Durante muchos años, los ciudadanos mexicanos constituyeron el mayor porcentaje de personas que intentaban cruzar la frontera norte hacia Estados Unidos. Y aunque las cifras fluctúan, en la última década los centroamericanos de El Salvador, Guatemala y Honduras aumentaron enormemente sus llegadas e intentos de llegada.

Por ejemplo, en el año fiscal 2008, más del 90% de los detenidos por las fuerzas del orden estadounidenses en la frontera eran mexicanos. En los tres primeros trimestres de 2019, los centroamericanos constituyeron el 74% de las aprehensiones. (Las aprehensiones suelen ser la forma en que el gobierno estadounidense mide la inmigración).

El número de personas que cruzan la frontera desde los países del Triángulo Norte se redujo el año pasado en el punto álgido de la pandemia de Covid-19, pero está repuntando.

Pregunta: ¿Por qué huyen los centroamericanos de esos tres países?

Respuesta: El Salvador, Guatemala y Honduras han visto cómo sus gobiernos fracasan crónicamente en mejorar las condiciones políticas, despilfarran la ayuda extranjera y permiten que la corrupción se profundice y enriquezca a un puñado de élites mientras la mayoría soporta la pobreza.

En 2014, pudo haber un atisbo de esperanza cuando el gobierno de Obama también anunció ambiciosos planes para mejorar la seguridad y la economía de la región, una tarea que se le encomendó al entonces vicepresidente Biden. Pero esos esfuerzos encallaron, en parte porque los presidentes centroamericanos no cumplieron su parte del trato, y luego la administración Trump cambió el enfoque de la ayuda a la aplicación de la ley. En todo caso, las condiciones se han deteriorado.

Los desastres climáticos también hicieron que decenas de miles de ciudadanos centroamericanos estuvieran más desesperados. Dos devastadores huracanes consecutivos en 2020 destruyeron grandes franjas de la región, zonas que aún no se habían perdido por las sequías alimentadas por el cambio climático. La pérdida de cosechas priva a un número incalculable de centroamericanos de sus medios de vida en la economía agrícola.

Al dar prioridad al Triángulo Norte, los funcionarios estadounidenses calculan que pueden hacer la mayor mella en la migración en zonas donde pueden canalizar más fácilmente la ayuda a las organizaciones de base y de desarrollo, lejos de las arcas del gobierno central.

La pregunta es: ¿por qué evitar dar el dinero a los gobiernos? ¿Por qué evitar dar el dinero a los gobiernos? ¿No están ellos mejor preparados para gastarlo de forma eficiente?

Respuesta: Eso puede ser cierto en teoría, pero los gobiernos del Triángulo Norte han demostrado ser ineficientes o corruptos, o, como en el caso del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, han tenido un comportamiento antidemocrático que la administración Biden no quiere premiar.

Bukele ha tomado medidas para hacerse con el poder judicial y consolidar su poder. En Honduras, el presidente Juan Orlando Hernández se ha visto implicado en un importante caso de narcotráfico en el que su hermano fue condenado a cadena perpetua por un tribunal de Nueva York. El presidente guatemalteco Alejandro Giammattei ha intentado aplastar los tribunales independientes y las investigaciones sobre corrupción y se cree que está en deuda con los poderosos oligarcas del país.

Pregunta: ¿No es larga y controvertida la historia de la participación de Estados Unidos en Centroamérica? ¿Es responsable Estados Unidos de los problemas que aquejan al Triángulo Norte?

Respuesta: Sí, y sí.

Durante gran parte de los dos últimos siglos, Estados Unidos consideró partes de Centroamérica como su plantación privada para el cultivo de plátanos y otras frutas, o como un paisaje para aventuras salvajes y colonización, o como un campo de batalla por delegación en las luchas contra el comunismo.

Los funcionarios estadounidenses consideraban que les interesaba fomentar el sometimiento de los centroamericanos, a menudo derrocando a líderes izquierdistas como Jacobo Arbenz Guzmán en Guatemala en la década de 1950 o prestando apoyo a dictadores como el nicaragüense Anastasio Somoza en las décadas de 1960 y 1970.

Nicaragua sigue siendo un país profundamente dividido, represivo y empobrecido tras las guerras y el desgobierno. Pero el gobierno de Biden no lo incluyó en el Triángulo del Norte porque la mayoría de los nicaragüenses que huyen de su país se dirigen al sur, a Costa Rica o Panamá. (Los nicaragüenses que se refugiaron en EE.UU. en los años 80 encontraron un camino más fácil para obtener un estatus legal porque el entonces presidente Ronald Reagan juzgó que habían huido del comunismo).

En el Triángulo del Norte, el intervencionismo de Estados Unidos ahogó el desarrollo político democrático que aún hoy preocupa a estos países.

Hacia finales del siglo XX, Estados Unidos apoyó a un gobierno militar de línea dura en El Salvador en su guerra civil contra las guerrillas izquierdistas que luchaban por los campesinos y los trabajadores con el apoyo de Cuba y la Unión Soviética. La guerra se cobró más de 75.000 vidas y provocó la huida de cientos de miles de personas, principalmente hacia California y la zona de Washington DC.

Estados Unidos también interfirió en la guerra civil de Guatemala, que duró 35 años y terminó en 1996, y en la que murieron cientos de miles de personas, en su mayoría campesinos indígenas. Y Estados Unidos utilizó a Honduras como escenario de otra guerra en la misma época para derrocar a los izquierdistas de Nicaragua, lo que causó un daño duradero a ambos países.

Pregunta: ¿Quién viene de los tres países?

Respuesta: Los inmigrantes que llegan de estos países son de todo tipo, pero muchos son agricultores, deseosos de recoger cosechas donde la mano de obra suele escasear, y muchos trabajan en la construcción, en el servicio doméstico o en la industria de servicios. Los más educados o relacionados suelen encontrar puestos escolares y profesionales, aunque su situación legal suele frenarles. Muchos pagan impuestos y apoyan las economías locales.

Muchos fueron niños traídos a EE.UU. ilegalmente por sus padres y ahora constituyen los llamados Dreamers, un grupo que se calcula que llega a los 800.000 para los que Obama aplazó la deportación para darles tiempo a conseguir un estatus legal completo.

A principios de la década de 1990, Estados Unidos deportó por primera vez a miembros de una banda nacida en Los Ángeles conocida como Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13, de vuelta a su lugar de origen, El Salvador. La banda creció exponencialmente en número y ferocidad, llegando a tener franquicias en toda la región. Muchos solicitantes de asilo recientes afirman que huyen de la MS-13 o de otras bandas que se han apoderado de sus barrios para extorsionar, violar y matar.

By Tracy Wilkinson, Los Angeles Times

 

Más Noticias

Revista de Ocio

Múnich, 6 sep (dpa) – El jefe de la automotriz alemana BMW, Oliver Zipse, presentó hoy un coche fabricado completamente con material de desecho...

Sociedad

Potsdam (Alemania), 18 ago (dpa) – Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, la ciudad alemana de Potsdam, capital del estado federado de...

Noticias

La Consejería de Salud ha confirmado 140 nuevos casos de coronavirus detectados ayer, jornada en la que se produjeron 4 ingresos en planta y...

Destacadas

(EP) – Las autoridades de Colombia han acusado este jueves al Frente 33, disidencia de la extinta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC),...

Advertisement