Aumenta la demanda de telemedicina en Alemania

Múnich, 8 abr (dpa) – La telemedicina está avanzando a pasos agigantados en Alemania, según dijo la gerenta de la la empresa Teleclinic GmbH de Múnich, Katharina Jünger.

“El coronavirus nos catapultó en este ámbito unos cinco años hacia adelante”, afirmó Jünger. Según indicó, en su sector, cinco años son mucho tiempo.

Su empresa, que opera una de las grandes plataformas para telemedicina en Alemania, fue fundada hace seis años por Jünger, quien espera que el sector tenga un impulso aún mayor con una reforma de ley con la que el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, busca facilitar aún más los tratamientos en línea.

La idea es que fisioterapeutas y matronas puedan también brindar apoyo a través de computadoras y teléfonos móviles.

Por su parte, el Instituto Central del Seguro de Enfermedad Obligatorio (ZI) de Alemania también observó un aumento de las horas de videoconsulta tras el estallido de la pandemia de coronavirus: alrededor de 1,7 millones entre marzo y septiembre de 2020.

“En el periodo comparativo de 2019, fueron prácticamente cero”, afirmó el director gerente del ZI, Dominik von Stillfried. Sin embargo, considera que el tiempo y el esfuerzo de organización que tienen los médicos con las horas de videoconsulta suelen ser un obstáculo considerable.

“Para los consultorios, los contactos en línea son muy poco eficientes en comparación con las consultas habituales”, indicó.

De acuerdo con una encuesta de la asociación alemana de tecnología de la información Bitkom, alrededor del 17 por ciento de los médicos de cabecera alemanes ofrecen teleconsultas. Otro 40 por ciento se imagina ofreciendo un servicio de este tipo.

Entre los médicos que se mostraron abiertos a usar las videoconsultas desde hace tiempo se encuentra Markus von Specht, médico de cabecera de Múnich.

Cuando comenzó a tratar a sus pacientes a distancia por Internet, hace seis años, todavía era una figura exótica dentro de la profesión médica. Ahora tiene una teleconsulta diaria. “Y siempre está tomada”, dijo.

Entre los médicos, las iniciativas para ampliar la telemedicina se toparon con respuestas divididas. El presidente de la Asociación Alemana de Médicos, Klaus Reinhardt, no tiene dudas. “Todavía observaremos modelos interesantes allí”, opinó.

Sin embargo, añadió que “no se puede tratar el dolor de estómago por Internet”. Por otra parte, Reinhardt observa con escepticismo que cada vez más empresas grandes se comprometan con la telemedicina.

Reinhardt teme que haya conflictos de intereses si los médicos trabajan con empresas que tienen un interés económico en vender la mayor cantidad posible de medicamentos. “Lo veo de forma muy crítica”, aseguró Reinhardt.

Por Nikolaus Nützel (dpa)